Definitivamente, ¿wordpress es o no es lento?

Definitivamente, ¿wordpress es o no es lento?
  • 23
    Mar

Definitivamente, ¿wordpress es o no es lento?

Una de las preguntas habituales que salen en muchas conversaciones es si WordPress es lento, o no. En general es una pregunta que puede plantearse a cualquier gestor de contenidos o aplicación. ¿Per sé, un CMS como WordPress es lento o no?

Respuesta corta

La respuesta es simple: no, WordPress es rápido. Eso sí, también va acompañado de un “depende”, que en general no depende del propio WordPress sino del uso que se le da.

Respuesta larga

Para comenzar debemos hacernos una serie de preguntas: ¿tenemos muchas visitas? ¿empleamos caché? ¿tenemos plugins “pesados”? ¿tenemos un buen tema?, ¿estamos en un buen hosting?…

Para determinar si algo es rápido o lento debemos tener en cuenta muchos elementos. Y en esta ocasión vamos a empezar de lo más bajo a lo más alto, comenzando por la infraestructura (hosting) y acabando por el frontal (theme), pasando por el core y los plugins.

La base: el hosting

Si comenzamos por la base debemos revisar si nuestro hosting es óptimo o no para nuestra instalación de WordPress. Y es que no es lo mismo un hosting compartido que uno dedicado, uno en el que tus recursos son de ½ CPU, 1 CPU o 4 CPU (una CPU es la velocidad de procesamiento que hay). Tampoco es lo mismo la cantidad de memoria reservada para ti, si son 512 MB de RAM, 1 GB o 4 GB (cuanta más memoria, más procesos en paralelo se pueden ejecutar).

Es importante disponer de suficiente CPU y RAM para que WordPress funcione correctamente, y es que, aunque el núcleo de WordPress puede funcionar perfectamente con 1 CPU y 2 GB de RAM, en el momento en el que le incluimos plugins que realizan tareas complejas (como un sitio de comercio electrónico, de formación o que los usuarios han de interactuar mucho) es necesario que haya más recursos.

Otro factor muy importante es el de la velocidad del disco. Actualmente la mayoría de hosting ofrecen discos SSD, que son rápidos, aunque sigue habiendo discos HDD que son mucho más lentos o NVMe que son mucho más rápidos.

El core: WordPress

Partiendo de la base de que tenemos un buen hosting, el siguiente paso es el de configurar correctamente WordPress. Y es que por defecto viene hecho para que funcione en cualquier sito, y esto hace que no esté 100% adaptado a tu hosting. De ahí que sea muy distinto tener un hosting especializado en WordPress de uno que no lo sea, ya que deberemos configurar algunas cosas extra.

La primera de ellas es la activación de un sistema de caché. Y es que existen muchos tipos de caché, varias de las cuales se pueden activar a la vez. Por ejemplo, la más sencilla es la caché del navegador, para que aquellos ficheros que se llaman varias veces cuando navegamos se queden en la memoria del navegador del usuario y no se repita. ¿Un ejemplo? El logotipo de tu sitio, que se llamará la primera vez que entra el usuario, pero se debería almacenar para que, si el usuario sigue navegando, no se vuelva a cargar (sino que use la versión almacenada).

También tenemos la caché de página, en la que, si tu web no ha cambiado, todos los usuarios vean una versión precalculada, de forma que, aunque entre mucha gente a la vez a tu sitio, todos vean una página que ya está calculada y se envíe rápidamente.

Otros tipos de caché que podemos activar son el Opcache (la caché de PHP), o la caché de objetos (principalmente para cachear las consultas a la base de datos).

También debemos tener en cuenta elementos como la versión de PHP, que deberíamos usar de las últimas versiones posibles, ya que suelen estar más optimizadas. Por ejemplo, la diferencia entre usar PHP 5.6 y PHP 8.0 puede llegar a ser del 100% ¡el doble de rápido!

Para acabar, tener una buena optimización del servidor web (Apache, Nginx, LiteSpeed..) y de la base de datos (MySQL, MariaDB…) es importante, y dependerá de tu hosting que esté optimizada para tu sitio o no. Esto dependerá de la configuración de tu WordPress y de lo que quieras hacer.

Y, por supuesto, mantener al día tu versión de WordPress es básico (junto con la del theme y plugins activos), ya que en cada nueva versión se incluyen optimizaciones.

Ampliando funcionalidad: los plugins

La base de WordPress es muy ligera y eso permite que funcione todo correctamente, pero, no nos engañemos: todos instalamos plugins. Y es que la elección de un buen plugin es lo que hace que se marque la diferencia entre un WordPress rápido y lento. También hay que tener en cuenta que hay plugins que realizan tareas muy complejas de cálculo, y que pueden hacer que vaya todo más lento, como pueden ser los de comercio electrónico, los de formación en línea e incluso los de SEO y métricas.

Mantener al día un plugin, saber que está adaptado a la versión de WordPress que tienes instalada, comprobar que funciona con tu versión de PHP y, en definitiva, comprobar que es estable y óptimo, es un paso previo para validar que no va a chocar con el resto de las herramientas.

Y hay que decirlo bien claro: no es cuestión de que haya más o menos plugins, es que los plugins hagan lo que tienen que hacer de forma óptima. Es posible tener un WordPress con 10 plugins y que vaya muy mal, y un WordPress con 50 plugins que funcione muy bien. Lo importante es la calidad, no la cantidad.

Lo que se ve: los temas

Aunque sin duda uno de los elementos más importantes a la hora de calcular la velocidad es el del frontal, lo que el usuario ve, lo que los motores de búsqueda ven.

En este caso lo primero es elegir un buen tema, una plantilla que no incluya funcionalidades integradas (eso debe estar en los plugins), un tema que no requiera muchos cálculos extra, un tema sencillo, ya sea gratuito, de pago o a medida.

Y también hay que diferenciar lo que es el tema en sí de lo que se muestra, porque no es lo mismo que los contenidos sean nativos, que se hayan creado con editores visuales, que incluyan un extra de CSS o JavaScript para funcionalidades extra. Si complicas tu frontal, tu sitio será más lento.

Para aplacar esto, deberíamos optimizar la cantidad de hojas de estilo CSS o de código programático JavaScript para reducir la cantidad de peticiones y que se puedan cachear, optimizar las imágenes y optimizar el código de la página, además de cachear lo máximo posible.

WordPress no es lento

Una vez más: no, WordPress no es lento; pero sí que requiere de cierto trabajo de optimización para poder sacar el máximo provecho a la potencia que trae consigo y que, para ser estándar, no trae por default.

Si quieres sacarle el máximo provecho al rendimiento de tu WordPress recuerda revisar artículos sobre ello, como los que abundan en nuestro blog, reconsiderar lo que te ofrece tu proveedor de hosting (o analizar la opción de cambiarlos por unos que cubran tus requerimientos), y acompañarte de profesionales especializados en la optimización de sitios WordPress.

Reviews and expert opinio 
Directorio de Web hosting Venezuela
 Listed on WHTop.com
WeCreativez WhatsApp Support
Estamos aquí en vivo
👋 ¿Cómo podemos ayudarte?